david

Es un poco difícil decir como he  llegado a ser el coordinador de una carrera de más de cuatrocientos alumnos, haber egresado a cuatro generaciones de gastrónomos y orgullosamente puedo decir que he visto  emprender a más de mil alumnos que se han llevado algo de mí, mi sazón, mi manera de ser, mi manera de ver la vida.

La vida me ha dado mil vueltas, aprendí a base de esfuerzo que en esta vida no existe un no. Comencé en el campo laboral gracias a mi papá, el me instruyo en ese camino, tiempo después me retire y entre a una procesadora de pulpa de fruta como jefe de planta, aprendí mucho de Juan Bástelos, de él aprendí que todo se puede hacer y qué puedo hacer todo sin límites de capacidad, tenía una buena relación laboral en esa empresa, estuve durante 2 años en la empresa obteniendo mucho conocimiento y adquiriendo nuevas experiencias. Cuando decido emprender mi sueño me acerco al directivo de la empresa y les planteo la expectativa de vida que tengo hasta  ese momento, para saber si contaba con su apoyo, me cerraron la puertas y a causa de eso, decidí dejar la empresa para poder estudiar y emprender mi sueño, recibiendo el apoyo por parte de mi familia para estudiar esta carrera que era nueva y sin saber de la vida del chef me aventure.

Al terminar mi carrera me voy a argentina a estudiar cortes de carnes aprendiendo de una nueva cultura, pero más que eso lo que realmente aprendí fue a valerme por mí solo en un país tan lejano al nuestro, despertar solo, comer solo, lejos de la familia. Al regresar trabaje en el teatro Peón contreras con el director José Antonio Castellanos como director logístico y dándome cuenta de que un evento que más que eso, es un acto público que se lleva a cabo con un equipo que más que eso es una familia que debe de organizarse lo mejor posible para que los  eventos puedan ser todo un éxito adquiriendo experiencia, al retirarme del teatro por azares del destino me quedo con una empresa de mis abuelos, estuve un tiempo hasta que me la arrebataron, cayendo en una depresión muy grande, pasado poco tiempo mi hermana me ayudo a salir de esa depresión me cobijo en su empresa “Luna Maya DMC”, trabaje cuatro años con ella, aprendiendo el orden, la disciplina, la cordialidad, el desempeño y los estándares para llevar a cabo eventos nacionales grandes, aprendí a llevar un orden tener evidencia de todo y darle seguimiento a todo para corroborar mis actos y no tener problemas en el futuro, aprendí a tener y a mantener mi lugar de trabajo limpio.

Me separo de la empresa de mi hermana y metí mi solicitud en el Centro Universitario Felipe Carrillo Puerto mandando mi curriculun y me aceptan para dar una materia comenzando como maestro dando cuatro horas a la semana, que sin importar las supe aprovechar con mi grupo, durante un semestre demostré mi capacidad poniendo en práctica mi experiencia en la organización de eventos con mi grupo de alumnos dirigiéndolos, me contacte con grandes chef´s y  demostré el tipo de contactos que tengo, gracias a eso se fijan en mi los directivos y me otorgaron tres materias más de la misma forma con mis diferentes grupos nos unimos para seguir la organización de eventos cada vez más grandes hasta llegar a obtener la coordinación de la carrera en esta institución dando todo de mi conocimiento a los alumnos y preparándolos para que ellos puedan seguir sus sueños emprendedores y otorgándoles un poco de la experiencia que tengo para que el día de mañana ellos puedan ser reconocidos como yo lo soy ahora.

Los comentarios están cerrados.